lunes, 4 de junio de 2007

Recetas Naturales: El Desayuno Kollath

recetasRecetas Naturales: El Desayuno Kollath

Este desayuno es ideal para empezar el día por las vitaminas y nutrientes que aporta al cuerpo. Es especial para aquellas personas que realizan actividad física y disciplinas milenarias como el Yoga y Chi Kung. El profesor, doctor y dietista, Werner Kollath, ha encontrado en este desayuno el medio de hacer digerible el consumo del trigo sin cocción.

Beneficios del consumo regular del desayuno Kollath:

-Produce sensación de saciedad durante 4 horas al menos. Con este consumo diario no se recargará al estómago de alimentos pocos nutritivos y con alto valor de hidratos de carbono.
-Regula el peso.
-Elimina el estreñimiento
-Desaparecen los signos de fatiga y agotamiento.
-Aumenta la eficacia física, intelectual y la concentración
-Produce una sensación de bienestar generalizado en todo el cuerpo y en el ánimo.
- Provoca alegría interior ya que quita todo deseo de consumir excitantes como el café, alcohol y tabaco.
-Elimina el estrés
-El cabello y la piel se vuelven sedosos. El Dr. Kollath ha señalado que ha disminuido el encanecimiento del pelo con su consumo diario.
-Las uñas se vuelven fuertes
-Mejora la dentadura.
-Se refuerza la estructura osea del cuerpo. Logrando menos fracturas y asegurando una soldadura más rápida en caso de accidente.


Ingredientes:

Cantidad por persona de 30 a 40 gramos (de dos a tres cucharadas grandes)

-Harina fresca de trigo
-3 a 5 cucharadas de agua natural
-1 o 2 cucharadas de jugo de limón
-15 gramos de fruta seca picada en trocitos
-100 gramos de manzana rallada en el momento o cualquier otra fruta de estación
-1 cucharada de almendras o avellanadas molidas para espolvorear

Modo de preparación:

Este desayuno tiene dos pasos. Uno el que se realiza por la noche para preparar los ingredientes y el otro a la mañana al desayunar.

Por la noche:

Se vierte en una taza grande los 30 0 40 gramos de harina fresca de trigo candeal. Esto se realiza con un molinillo eléctrico de café que transforma en breves segundos los granos enteros del trigo en harina completa. Luego agregar de 3 a 5 cucharadas de agua. Se debe tener en cuenta que nunca se agrega a esta preparación leche.
A continuación se mezclan todos los ingredientes y dejamos a temperatura ambiente hasta la mañana siguiente. Esto hará que durante toda la noche los cereales se hinchen y se conviertan en una pasta fina. En otro recipiente dejar en remojo los 15 gramos de fruta seca (higos, pasas o dátiles) cortados en trocitos.

A la mañana siguiente:

Mezclar el contenido de los dos recipientes utilizando el agua en remojo de los frutos secos, agregar 1 o 3 cucharadas de jugo de limón fresco, los 100 gramos de manzana rallada o cualquier otra fruta de estación como: pera, fresas, cerezas, ciruelas, etc. Luego espolvorear la mezcla con las almendras o avellanas molidas.

Para variar el desayuno se puede agregar a gusto, una cucharadita de té verde o de miel. El desayuno se sirve en una taza grande, se mezclan todos los ingredientes y debe consumirse en forma jugosa no líquida.
Para las personas que tengan un buen apetito luego de este desayuno pueden comer tostadas o pan integral con queso descremado.

Como se ha explicado desde el comienzo de estas entradas, podrán disfrutar de los excelentes beneficios de estas recetas naturales siempre y cuando haya un equilibrio entre el cuerpo la mente y la alimentación.

El secreto de este desayuno es que al combinar las frutas con el cereal, la preparación se vuelve más fresca y excitan a las glándulas salivales, permitiendo una mejor preparación del bolo alimenticio y así logrando una mejor asimilación con menos gasto de energía para el organismo. Además las vitaminas del complejo B de la harina fresca se juntan con las vitaminas de las frutas y los ácidos grasos de las mismas son neutralizados por los hidratos de carbono del cereal.

Una interesante variante aún más sencilla es reemplazar el trigo por avena arrollada, de esta forma nos ahorramos el paso de la molienda del trigo.

Sin duda la preparación es sencilla y vale la pena ya que no lleva muchos minutos ni una cocción por la mañana, momento en que muchas veces los minutos escasean. Que disfruten de este delicioso y nutritivo desayuno.