lunes, 28 de mayo de 2007

Recetas de baños terapéuticos con aceites esenciales

recetas-naturales

Recetas Naturales: Baños terapéuticos con aceites esenciales


Luego de una jornada laboral agitada nada mejor que reconfortar el cuerpo y el ánimo con un baño con esencias como la manzanilla, rosa o sándalo. Además de disfrutar de unos momentos de relajación, el uso de los aceites esenciales son ideales para ayudar en la recuperación de distintas dolencias físicas y emocionales.
Para el uso de los aceites es necesario tener en cuenta que el agua de la bañera no debe estar demasiado caliente, ya que el exceso de calor destruye algunas cualidades de estos aceites. El tiempo promedio es de 15 minutos y durante la inmersión se recomienda aspirar profundamente los vapores aromáticos con el fin de acelerar el efecto curativo. Además de tener en cuenta que para un mayor beneficio es recomendable utilizar aceites esenciales puros de buena calidad.

Utilización de aceites para diferentes dolencias:

Depresión
: Añadir de 8 a 10 gotas de aceite de espliego, albahaca, bergamota, neroli, jazmín, melisa, rosa o sándalo al agua de baño.

Resfríos: Echar 10 gotas de aceite de árbol de té, eucalipto, romero o tomillo al agua del baño para combatir la congestión y la infección. Este baño ayudará a conciliar el sueño.

Tos: Tomar un baño caliente con 10 gotas de aceite de mirto, menta piperita, pino, romero, espliego o hisopo cuando hay exceso de mucosidad o de eucalipto, lavanda, árbol de té. En casos de tos seca mejor recurrir al aceite de mirra o sándalo.

Estreñimiento: Añadir de 8 a 10 gotas de aceite de jengibre, romero, canela, menta, citronela o pimienta negra al agua del baño.

Ataque al hígado: Mezclar 8 gotas de aceite de romero, 8 de zanahoria y 8 de pomelo. Verter en 50 ml de aceite de almendra y echar 10 gotas de la mezcla en el agua del baño.

Fiebre: Tomar un baño tibio con 10 gotas de menta, árbol de té y eucalipto. Si la persona se encuentra muy débil se puede humedecer el cuerpo con una esponja empapada en agua y tres gotas de cada uno de los aceites.

Dolor de cabeza: Echar al agua del baño 2 gotas de aceite de espliego y 5 de manzanilla. En caso de ancianos o chicos reducir la dosis a la mitad.

Desgano: Agregar de 8 a 10 gotas de aceite de romero o de pino al baño diario.

Dolores lumbares: Añadir 10 gotas de aceite de romero al agua de baño. Es recomendable que en este caso el agua se encuentre caliente para ayudar a aliviar el dolor.

Celulitis: Echar 10 gotas de aceite de cilantro, angélica, mandarina, lima y limón al agua del baño. Además de echar unas gotas en una esponja vegetal y frotar en forma circular la zona a tratar.

Hipertensión: Darse un baño a diario de inmersión relajante, agregándole al agua espliego, ylang-ylang y manzanilla.

Menopausia: Añadir 8 gotas de manzanilla, bergamota, salvia romana, jazmín, espliego, neroli, sándalo, ylang-ylang y pomelo. Para calmar los sofocones nocturnos mezclar aceite de pomelo,de salvia romana y de pelargonio. Echar 10 gotas al agua, que debe estar tibia. Además de beber a diario una infusión de hinojo que ayuda a regular el cambio hormonal porque aumenta los niveles de estrógenos. Los fitoestrógenos de la soja son una ayuda muy efectiva.

Y por último podrán disfrutar de un baño de salud placentero en compañía, mezclando 8 gotas de aceite de jazmín, rosa, sándalo, naranja y ylang-ylang en combinación con unos suaves masajes relajantes...