lunes, 26 de febrero de 2007

Recetas Naturales: Limpiador y Rejuvenecedor Facial de Tomate y Leche




Recetas Naturales: Limpiador y Rejuvenecedor Facial de Tomate y Leche

Los tomates son una fuente muy abundante de vitamina A, B (también ácido fólico) y C. También poseen potasio, magnesio y un muy poderoso antioxidante: el licopeno.

Esta receta facial tiene un alto contenido en ácidos naturales, el ácido láctico de la leche combinado con el ácido de frutas del tomate que le dan un suave efecto de peeling.

Conviene probarla en la cara interna de la muñeca antes de colocarla en nuestro rostro para descubrir si existe cualquier posible reacción alérgica.

Ingredientes:

1/2 taza de puré de tomates. (Lo podemos hacer quitándole las semillas a los tomates naturales y procesándolos. También sirve el enlatado.)

1/2 taza de leche entera fresca.


Preparación:

Combinar con suavidad los dos ingredientes hasta que se integren totalmente. Guardar en la heladera.

Se aplica una o dos veces por día sobre el rostro y el cuello con algodón o gasa, cubriendo bien toda la superficie. Se deja actuar un mínimo de 10 minutos para que produzca su mejor efecto de limpieza, peeling y nutrición facial.

Retiramos con agua pura.

Repetimos el tratamiento durante una semana.

La mezcla dura unas seis horas en el frío. Conviene ajustar las cantidades a la dosis que usamos para nuestro tratamiento diario.

No es adecuado recibir el sol de pleno mientras estemos realizando este tratamiento, debemos usar protector solar ya que la piel se vuelve más sensible.