martes, 10 de abril de 2007

Recetas Naturales: Pan de Salvado Espectacular

recetas-naturales


Recetas Naturales: Pan de Salvado Espectacular

Seguimos en esta entrada con las opciones de panificados naturales, en este caso aprenderemos a realizar unos deliciosos panes de salvado que poseen tanto fibra sólida (salvado de trigo) como fibra soluble (salvado de avena) lo cual permite barrer con los excesos de grasas de nuestro cuerpo tanto en lo exterior como en lo interior (colesterol, triglicéridos).

Por otra parte, cuando la fibra absorbe líquido en nuestro estómago se expande hasta nueve veces produciendo una importante sensación de satisfacción, de tal manera que estos pancitos son una opción muy sana para ingerir menor cantidad de alimentos de una manera natural.

Ingredientes:


Masa

  • Harina 600 g
  • Salvado de Trigo ultrafino 300 g
  • Salvado de Avena ultrafino 100 g
  • Sal Marina 25 g
  • Azúcar Moreno 40 g
  • Levadura fresca 50 g
  • Agua Mineral 300 cc
  • Leche 300 cc
  • Aceite de Oliva o puro de Girasol 100 cc

Varios

  • Semillas de sésamo
  • Semillas de amapola
  • Agua
  • Huevos 1

Preparación:

Colocar en un bol la harina, los salvados, la sal marina y el azúcar moreno. Mezclar y formar un hueco en el centro.

Disolver la levadura en la mitad del agua tibia y colocar en el medio. Dejar reposar 10 minutos hasta que espume.

Luego, incorporar el resto de agua, la leche y el aceite. Mezclar integrando de a poco la harina de los costados hasta obtener una masa. Colocar sobre la mesada enharinada y amasar 10 minutos hasta que el bollo quede suave y flexible.

Dejar reposar 20 minutos, tapada en un lugar cálido y húmedo. Desgasificar, cortar las piezas deseadas, de 50 g para panes individuales, y de 600 g para panes al molde. Hacer los bollos y acomodar en una placa aceitada.

Dejar leudar 20 a 30 minutos en un lugar templado. Una vez que los panes duplicaron su tamaño, pincelar con huevo ligeramente batido y espolvorear con semillas de sésamo o amapola. Cocinar en horno a 180° C durante 20 minutos.

Retirar del horno y pincelar con agua.

A disfrutarlos!