jueves, 11 de enero de 2007

La fruta reduce el riesgo cardiovascular



Los antioxidantes presentes en las frutas reducen los riesgos cardiovasculares relacionados con la obesidad.


Así lo muestra un estudio realizado por científicos de la Línea Especial de Nutrición, Obesidad y Salud del Departamento de Fisiología y Nutrición de la Universidad de Navarra.


Estos expertos evaluaron la capacidad de dos dietas alimenticias bajas en calorías enriquecidas con distintas cantidades de fruta para mejorar los indicadores antioxidantes del organismo.


Durante ocho semanas siguieron a mujeres obesas de entre 26 y 38 años, a las que asignaron dos dietas hipocalóricas. Una proporcionaba el 5% de la energía total a partir de la fruta, mientras que en la otra dieta este porcentaje se elevaba al 15%.


Aunque no se observaron diferencias importantes en la pérdida de peso entre ambos grupos, las mujeres que tomaron más fruta disminuyeron significativamente los marcadores en la sangre de los radicales libres, que contribuyen al desarrollo de enfermedades cardiovasculares, degenerativas y el envejecimiento.


Conviene acotar que no se utilizó ninguna actividad física para mejorar el resultado en la reducción de peso.


Por otra parte, el control sólo de las calorías para bajar de peso es un enfoque obsoleto. Es necesario regular el Indice Glicémico de los alimentos, es decir, la cantidad y velocidad en que los alimentos se transforman en glucosa en nuestro organismo, ya que una cantidad muy alta de la misma obligará al cuerpo a segregar mucha insulina, que es en definitiva la hormona principal de creación y almacenamiento de grasas en nuestro organismo.


Alberto Marpez