jueves, 30 de noviembre de 2006

Guarnición de Hongos Salteados

Guarnición de hongos salteados

Esta deliciosa guarnición, compuesta de champiñones, sirve para acompañar tanto carnes como pescados o bien como primer plato de una comida. Los champiñones aportan poca energía y son buena fuente de fósforo y vitamina B2. En varios estudios científicos han demostrado tener efectos preventivos sobre el cáncer, particularmente los hongos japoneses como el Shitake.
El perejil además es una buena fuente de vitamina C.
También contienen purinas, que en nuestro organismo se transforman en ácido úrico, por lo que su consumo se ha de moderar en caso de ácido úrico elevado y gota.
En los niños, recetas como esta permiten introducir las verduras más fácilmente; alimentos de escasa aceptación entre los más pequeños y de gran valor nutritivo.

INGREDIENTES (para 4 personas)

500 gramos de champiñones u otra clase de hongos
4 dientes de ajo.
8 cucharadas de aceite de oliva virgen.
Pimienta blanca.
Perejil picado.
Sal.

CÓMO SE ELABORA:

Limpiamos los champiñones, les quitamos toda la tierra que puedan tener y les cortamos la parte final del tallo.
Cortamos los champiñones en láminas finas, al igual que los 4 dientes de ajo.
Ponemos a calentar en una sartén o en una cazuela baja el aceite de oliva.
Doramos las láminas de ajo, agregamos los champiñones, un poco de sal y dejamos en el fuego tapado unos 5 ó 10 minutos.
Si vemos que han soltado agua, escurrimos lo más posible, procurando que le quede algo de aceite.
Removemos de vez en cuando hasta que veamos los champiñones tiernos.
Finalmente espolvoreamos por encima un poco de perejil picado y servimos como guarnición de carnes o aves asadas.

Con un buen vino que nos aporte antioxidantes tenemos nuestra comida sabrosa y saludable lista.